Desde que ha llegado el boom de las Redes Sociales, es importante tener claro los errores en Social Media que podemos cometer. Muchas empresas empiezan de lleno en la aventura de las Redes Sociales sin tener un plan, una estrategia o una hoja de ruta para seguir. Comienzan a abrir sus perfiles de Facebook, Twitter, Linkedin, etc. sin trabajar primero la parte estratégica que, para conseguir buenos resultados, es fundamental.

Como reza una de las cabeceras de este blog, es imposible que te puedas perder sin antes conocer el camino que vas a seguir. Lo primero de todo es conocer y planificar el camino y después seguirlo. En caso de que te pierdas, echa mano de los objetivos fijados y las líneas estratégicas para llegar a ellos; siempre podrás dar un “volantazo” y corregir la dirección. Debes tener en cuenta que nunca es tarde para rectificar aquellas prácticas poco “ortodoxas” que puedan afectar la imagen de tu marca y hacer que pierdas seguidores y, por ende, clientes.

1.- Ya se que tu marca es maravillosa, pero no seas cansino

No hace falta que le digas continuamente a tus seguidores lo maravillosa que es tu marca, los productos y servicios tan espectaculares que tienes y centrar toda tu comunicación en ti. Diversifica el mensaje. Comparte enlaces interesantes relacionados con tu área. Lanza información curiosa e impactante. Esto hará que consigas más fans sin darte cuenta.

2.- Responde a tus seguidores

Si entras en el juego de las Redes Sociales, debes estar al tanto de los comentarios de tus seguidores. Dedica tiempo para poder tratar este tema y responder con eficacia. Ten en cuenta que la ausencia de respuesta a estos comentarios dirá mucho sobre tu empresa y, precisamente, no te dejará en buen lugar. Además esto no ayudará en nada a fidelizarlos como clientes o a asegurarte una nueva venta.

3.- ¿Estás seguro de que se te entiende?

Cuando estamos inmersos en la rutina del día a día, no caemos en la cuenta de que la gente que está detrás de las Redes Sociales, no tiene el porqué conocer tu producto o servicio como tu. Por este motivo, debes ser más didáctico y saber que tu interlocutor puede ser cualquier persona.

Por otro lado, cuando compartimos enlaces, siempre es bueno poner algún mensaje, sobre todo si ese enlace ha sido generado desde un reductor de URL´s tipo www.bit.ly. ¿Qué me dirías si ves en tu muro de Facebook un enlace de este tipo?: http://bit.ly/VzMRIJ. Posiblemente pensarías que se trata de una broma, un posible virus o una bomba cibernética que machacará tu disco duro.

No digo que no se utilicen estos reductores de URL porque, de hecho, son muy útiles, sobre todo para Twitter. Pero es conveniente que expliques lo que publicas o, al menos des un titular del tema en cuestión.

4.- Se transparente

Esta es una de las reglas de oro del Social Media. Los “prosumidores” quieren que las empresas sean cada vez más transparentes debido a la globalidad y a la facilidad de acceso a la información. Esta transparencia se consigue, desde gestionando y respondiendo los comentarios negativos, hasta compartir precios, datos técnicos e información útil para el internauta.

Muchas empresas no quieren compartir ciertos documentos, de mucha utilidad para sus actuales y potenciales clientes, por el mero hecho de temer que la competencia lo utilice en beneficio propio. Pues bien, a las empresas que hacen esto, solo tengo que decirles una cosa: estáis muy equivocadas. Evidentemente no vamos a publicar documentos internos que nos comprometan, pero hay mucha información útil y de gran ayuda que si la dejamos en nuestras empresas, no sirve para nada. Compartamos, seamos gratuitos y transparentes. Tener una actitud abierta, desinteresada y proactiva en Social Media nos ayudará bastante a conseguir los objetivos fijados.

5.- Da las gracias

Agradece las menciones, los retweets, los comentarios de tus fans. Ten en cuenta que ellos actúan de portavoces de tu marca y, como tales, sería conveniente que los tengas en cuenta. Si no lo haces, dejarán de difundir tus publicaciones y te irán olvidando poco a poco.

6.- Usa los hashtags jutificadamente

Muchas marcas y personas usan hashtags indiscriminadamente. Hay algunos tweets que ni se entienden y, precisamente, lo que buscamos es que se nos entienda y que demos la mayor cobertura a nuestro mensaje. Para eso utilizamos estos hashtags. Pero, como todo en la vida, mejor con moderación. Además, ten en cuenta que si utilizas muchos hashtags que no tienen nada que ver contigo ni con tu empresa, sólo para promocionarte, no te va a dar muy buena imagen.

7.- Dormirte en los laureles

Si has decidido participar en esto del Social Media debes tener en cuenta la actualización. Una vez que empiezas con ello, debes alimentar tus pequeños perfiles para que vayan creciendo con propiedad. No es conveniente que dejes algún perfil inactivo, tus seguidores te echarán de menos.
Recuerda que para mantener una presencia activa y conseguir interés por parte de tus seguidores, debes subir contenido original y de calidad.

8.- Cada red tiene su público

Haz un ejercicio de búsqueda de las redes sociales que más te gusten y sirvan a tu negocio. En ocasiones, y por mucho que nos empeñemos, hay Redes Sociales en las que no te interesa estar presente. Me costaría mucho saber qué haría un protésico dental utilizando instagram para promocionar su trabajo. Auque todo puede pasar en el 2.0

Hagas lo que hagas y abras el perfil que abras, ten en cuenta que debes ser fiel a tu marca (comercial y personal) y estar siempre a la altura de lo que tus seguidores esperan de ti.