Si te dicen que definas exactamente qué es hacer Networking como estrategia de Marketing, seguro que eres capaz de poner en pié una buena definición. Igual que yo. Pero, ¿estás seguro que lo que respondes se adecúa a la realidad? Como yo no lo estaba, he encontrado una buena respuesta por si alguien me pregunta “qué es hacer networking”:

“Se trata de un intercambio entre un individuo y otro o un grupo con el propósito de hacer negocios, adquirir conocimientos sobre alguna especialidad, buscar empleo, hacer comprender compartiendo información y conocimiento, buscar amistad, solucionar problemas, buscar amor” (A, Kovitz)

¿Habías pensado en el amor como finalidad para hacer Networking? Yo tampoco. Ya sabemos una cosa más (todos los días se aprende algo), aunque creo que queda un poco frío decir a tus amigos: “Vámonos de marcha a ver si hacemos un poco de networking esta noche y alguna chica se fija en mi”. 

Yo no te voy a hablar de cómo encontrar a tu pareja, pero sí de cómo utilizar los mayores recursos posibles para que aprendas a hacer networking eficaz y te pueda servir de algo.

Hoy en día, que vivimos en plena revolución digital, si no tenemos cuentas en las distintas Redes Sociales, parece que nuestro networking se limita a los conocidos. Aquellos que, como dice el anuncio “Benditos Bares” de Coca-Cola, nos encontramos en el bar. La Red social por excelencia para tener una excelente red de contactos es LinkedIn, pero ojo, para tener contactos eficaces, no para pasar a tener más que quinientos (+500) para que vean que te mueves como nadie. Se trata de una red perfecta para la búsqueda de ofertas y demandas de empleo. Cada vez más empresas recurren a estos soportes para cubrir sus vacantes, llegando incluso a prescindir de la publicación de sus ofertas en los canales más habituales (prensa, web de búsqueda de empleo, etc.).

Pero te has preguntado, ¿cuál es el éxito de esta red social y, en general, de todas las redes sociales? Yo creo que es porque el usuario tiene la total libertad de generar contenido. Una libertad que puede llegar a tener las patas muy cortas. ¿Sabías que las empresas rastrean ya a los candidatos en todos sus perfiles y se hacen una radiografía exacta de sus gustos, hábitos y creencias? De ahí que te recomiende que tengas mucho cuidado con lo que subes a tus perfiles. Sin darnos cuenta estamos ofreciendo información gratuita a aquellos que nos quieran seguir la pista.

En un entorno meramente profesional, el networking tiene como objetivo crear una red de contactos a la que poder recurrir en caso de necesidad, ya sea de producto, de servicio o de asesoramiento. Pero lo que está claro es que no debemos ceñirnos sólo al networking online. El offline es tan importante o más que el online. El “bar de Coca-Cola” debe seguir existiendo y tenemos que relacionarnos con nuestros amigos, familiares y conocidos.

La importancia de la personalización

Esta palabra, “personalización”, la tengo cada vez más interiorizada. Vivimos en un mundo en el que hay mucho “ruido” a nuestro alrededor, nos venden y ofrecen de todo, nos agobian para que compremos, nos buscan y piden favores por conveniencia… casi no nos dejan elegir por nosotros mismos. De ahí que ahora, todo lo que funciona debe ser de tu a tu, o como dicen los ingleses, “networking one-to-one”.  Supone más tiempo, pero te aseguro que los resultados serán más eficaces. Primero busca lo que quieres y después queda con esa persona.

Lo que está claro es que debes empezar a trabajar tu red de contactos constantemente porque nunca sabes cuándo vas a tener una necesidad. Harvey Mackay decía que es más importante cavar el pozo de agua antes de tener sed. El día que quieras beber, ya sabrás dónde acudir. Pero si no lo has cavado, ¿dónde acudirás? Debes adelantarte a las necesidades y te aseguro que tienes mucho tiempo para poner en orden tu agenda con ayuda de las nuevas tecnologías.

Tengo una necesidad, ¿a quién acudo?

¿Ves? Si tuvieras tu agenda bien organizada, no perderías el tiempo buscando. Pues bien, para ponerte a buscar una solución entre tu red de contactos, deberías hacer un Plan de Actuación, es decir, saber encontrar a la/las personas adecuadas que te puedan ayudar en tu necesidad. Pero ojo, esto no quiere decir que ciertas personas de los “no seleccionados” no te puedan ayudar. Si compartes tus necesidades con más contactos puede ser muy beneficioso. De las conversaciones más insospechadas pueden surgir sinergias y oportunidades muy valiosas.

Te animo a que, no solo te preocupes por cuidar tu red de contactos, sino que la fortalezcas y la amplíes de manera continua. Si no lo haces puede que no consigas lo que buscas y te quedes atrás en tu propósito personal o profesional.