¿Pero qué diablos es Inbound Marketing? ¿porqué todo el mundo habla ahora de este tipo de Marketing? ¿Se trata de un nuevo tipo de Marketing que nos va a complicar aún más la existencia?

Antes de explicarte qué es Inbound Marketing, te aseguro que ya sabes lo que es. Si yo te digo: SEO, marketing de contenidos y social media marketing… ¿sabrías responderme cuçal es el significado de cada uno de estos conceptos? Seguro que sí. Pero lo repasamos, para refrescar la memoria:

SEO

En inglés, son las siglas de Search Engine Optimization, es decir, Optimización para Buscadores. Se trata de mejorar la posición de un sitio web en buscadores a través de una correcta optimización del site con el objetivo de que los buscadores encuentren y lean todas sus páginas y las entiendan.

Marketing de Contenidos

Una vez que la página web está optimizada para que los buscadores la encuentren, ahora es crucial preparar contenidos valiosos, interesantes, originales y atractivos para “gustar” a los buscadores, atraer nuevos clientes y fidelizar a los actuales. En definitiva, con la creación estratégica de contenidos, nos acercamos a nuestros clientes sin necesidad de animarles y decirles continuamente que se acerquen ellos a consumir nuestros productos o servicios.

Social Media Marketing

Inbound Marketing. Toño Antonio ConstantinoEn español significa Marketing en Redes Sociales. Se utiliza principalmente para promocionar una web o blog. Las redes sociales se ponen a nuestro servicio para que participemos en ellas y logremos promocionar nuestro site, producto, servicio, blog, etc.

Pues bien, una vez que sabemos que es SEO, marketing de contenidos y social media marketing, lo metemos todo junto en una coctelera, agitamos y el resultado es Inbound Marketing.

Se trata de un concepto que nació de la necesidad de dar respuesta a los cambios en el comportamiento de los consumidores, que ya no tienen paciencia para esperar mensajes constanstes y, ni mucho menos, para prestar atención a los bloques publicitarios en medios de comunicación.

Saturación de información

Hoy en día vivimos en la era de la super información. Continuamente estamos recibiendo mensajes para que compremos, alquilemos, comamos, probemos, asistamos, etc. Cada vez se hace más complicado elegir un producto por la cantidad de oferta que existe y nos saturamos en el momento de la decisión.

Precisamente en este punto es donde tiene sentido el Inbound Marketing ya que con él conseguiremos que nuestro público llegue a nosotros de forma natural y voluntaria. De esta manera nunca se sentirá agobiado ni presionado. Él decide, por su propio criterio, que es conveniente dar el paso para comprar, alquilar, comer, asistir, etc. en nuestro negocio.

Peter F. Ducker decía que “el objetivo del marketing es conocer y comprender tan bien al consumidor que el producto o servicio se ajuste perfectamente a sus necesidades”.

Esa es la tendencia. Debemos conocer nuestro público, saber qué busca, qué hace, por dónde se mueve, qué necesidades tiene, etc. Es la clave para que el Inbound Marketing sea eficaz. “Les daré a mis clienets lo que quieren y buscan para que me encuentren más fácilmente”.

¿Cómo empezar a hacer Inbound Marketing?

Inbound Marketing. Toño Antonio Constantino

1.- Establece objetivos

Debes saber qué quieres conseguir, a quién quieres llegar y cuál sería la visita ideal para tu sitio web o blog.

2.- Lucha por conseguir tráfico cualificado

Una vez que sabes qué quieres conseguir, es importante atraer a los usuarios interesados en tus productos o servicios y que tienen más posibilidades de convertirse en clientes.
Una buena manera de hacerlo es utilizando landing pages o páginas de aterrizaje optimizadas.

Por supuesto que cuenten con un contenido original y de calidad para que los buscadores las encuentren y más tarde, moverlo en las redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin, Pinterest, Instagram, etc.)

3.- Convierte el tráfico de tu página en clientes potenciales

Debes conseguir datos de los visitantes a través de promociones, alta en la newsletter, obsequios de productos o servicios, descargas gratuitas de e-book, etc. Esto hará que tu base de datos de contactos vaya engordando día a día y puedas trabajar con ella de manera periódica.

4.- Convierte tus clientes potenciales en actuales

Cuando tengas datos de clientes potenciales ya puedes ponerte en contacto con ellos y ofrecerles información, promociones, regalos, vales descuento, conversar en perfiles de redes sociales, etc. En definitiva, preparar una estrategia de “ataque” eficaz y prudente para que la relación termine en una transacción comercial.

No es muy complicado. Es sencillo pero necesitas paciencia, tiempo y medios para poder hacer Inbound Marketing. Recuerda que el cliente es el que debe decidir si te compra o no. Tu sólo le facilitas el camino para que él llegue a ti de manera más directa y atractiva.